Como reparar una licuadora que no enciende

Saber como reparar una licuadora que no enciende, sera de gran ayuda y evitara que gastes tu dinero en adquirir un nuevo aparato por lo menos un tiempo mas.

En ocasiones son reparaciones sencillas que se pueden resolver al cambiar una pieza y nuestra licuadora seguirá funcionando por mas tiempo.

Como reparar una licuadora que no enciende

Alguna de las fallas mas comunes es la que te enseñaremos a resolver, aunque si no cuentas con los elementos necesarios para su reparación acudas con algún profesional.

Lo primero que tienes que hacer es retirar los tornillos que sostienen la carcasa externa. Después se retiran los que mantienen el motor en su lugar.

Con el motor ya liberado puedes comenzar a trabajarlo y una de las primeras cosa que tienes que revisar es el carbón que se van desgastando con el uso.

 

Los carbones miden al rededor de 1 centímetro y medio, y si observas que ya esta mas pequeño es recomendable cambiarlo para evitar que se pueda quemar.

Para quitar el carbón  de la carbonera presiona con una pinza el resorte y jala el cable que sale por un costado.

La siguiente cosa que tienes que revisar es el fusible térmico que es el cable que desconectaste cuando retiraste el carbón.

Este pequeño cable tiene una cubierta aislante que lo proteje  que debes retirar, una vez hecho esto es necesario verificar que el fusible térmico tiene continuidad.

Para esta acción es necesario la ayuda de un multimetro, entonces debes colocar las puntas en cada extremo del fusible.

Entonces si al tocarlo con el multimetro no hay respuesta quiere decir que la falla proviene de esta parte.

Entonces lo que hay que hacer es con mucho cuidado quitar el fusible y cambiarlo por uno con la misma resistencia y mismo voltaje.

Antes de colocar el nuevo fusible con el multimetro verifica si tiene continuidad, si obtienes respuesta positiva entonces es momento de colocarlo.

El fusible no tiene polaridad y lo puedes colocar en el sentido que quieras.

Siguiente paso

Cuando ya lo tengas bien colocado en las terminales vuelve a colocar la cubierta aislante para después conectarlos en la carbonera presionando el resorte del carbón.

Lo que sigue es comprobar si ahora si enciende el motor y no es necesario volverla armar, pero tienes que proteger tus manos con guantes aislantes y sujetarlo del campo.

Si tu motor ya enciende lo que resta es colocar el motor en su lugar atornillando todo perfectamente, pero antes debes limpiar muy bien todo el armazón.

Si te gusto comenta y te responderemos.

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.